El pleno de Tijarafe respalda por unanimidad la propuesta del PSOE para dar más visibilidad al retablo mayor de La Candelaria.

​Los socialistas presentaron una moción para que esta pieza artística, referente del barroco canario y reclamo para muchos visitantes, no esté tapada en ciertos momentos del año
|

EF2F63BB B059 4C0E 9BC9 832D0356596A


El pleno del Ayuntamiento de Tijarafe ha aprobado por unanimidad la propuesta del grupo municipal Socialista para resolver la problemática que representa la “ocultación” del retablo mayor del templo de Nuestra Señora de La Candelaria en determinados momentos del año, al ser tapado con telas y otros enseres para los oficios religiosos que establece el calendario litúrgico.



La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Tijarafe, Jenny García Cáceres, ha mostrado su satisfacción por el respaldo de la Corporación a esta medida que aspira a que esta obra de referencia del barroco canario pueda ser admirada tanto por los visitantes que se desplazan al municipio para conocer su patrimonio histórico y artístico, así como los fieles que acuden al templo.


“Ese era el espíritu de nuestra propuesta, que se conjugara el interés artístico, religioso y también turístico, y nos alegramos de que el conjunto de la Corporación lo haya entendido así para contribuir a fortalecer nuestro patrimonio histórico y cultural, al tiempo que se convierta en un atractivo de primer nivel para quienes nos visitan”, agregó la portavoz socialista. El siguiente paso, según ha informado la concejala, será mantener encuentros con la comunidad parroquial para trasladarle el contenido de la propuesta y consensuar las medidas necesarias para poder llevarlas a cabo.  


García Cáceres recordó que la propuesta aprobada por el pleno también contempla la realización de un homenaje en el municipio a la memoria del autor de este retablo, Antonio de Orbarán, que reivindique en el entorno del templo su trabajo desarrollado en el siglo XVII.



La obra que realizó Orbarán en Tijarafe pertenece a un momento decisivo para el arte retablista de Canarias, en el segundo tercio del siglo XVII. De hecho, el profesor de Historia del Arte Alfonso Trujillo Rodríguez (1936-1979), en su obra El retablo barroco de Canarias (1979), sitúa precisamente el inicio de esta etapa  en 1628, “momento en que aparece un nombre, Antonio de Orbarán, y un monumental retablo, el de la capilla Mayor de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Candelaria de Tijarafe”. 



Comentarios