​Más de 50 personas disfrutan de terapias rehabilitadoras y de baños en el mar con el proyecto del Cabildo ‘Verano sin barreras’

El presidente y la consejera de Asuntos Sociales constatan los beneficios de esta iniciativa que cumple su undécima edición
|

200819 Verano sin barreras 2


Más de 50 personas con discapacidad mayores de 21 años disfrutan durante el presente mes de agosto del programa de integración Verano sin barreras de la Consejería de Acción Social del Cabildo Insular de La Palma, que pone a su alcance terapias de rehabilitación, animación en la playa y baños adaptados en el mar.



El presidente del Cabildo, Mariano H. Zapata, acompañado por la consejera de Acción Social, Nieves Hernández, y por la alcaldesa de Los Llanos de Aridane, Noelia García, y la concejal de Acción Social, Elena Concepción, visitó hoy la playa de Puerto Naos, en Los Llanos de Aridane, donde pudieron conocer el desarrollo de este proyecto, cuyos servicios desarrolla la organización Cruz Roja. En representación de esta asociación, estuvieron acompañados por José Raúl Acosta, presidente de la Asamblea Comarcal Oeste de La Palma de y Rebeca Valcárcel, responsable de Intervención Social de esa misma asamblea.


“Verano sin barreras es un proyecto consolidado que acerca el disfrute del litoral a personas con discapacidad, y que se ha ganado el reconocimiento de la sociedad palmera por su carácter integrador. Es realmente satisfactorio comprobar la gran aceptación que tiene el servicio y cómo lo disfrutan sus participantes”, ha asegurado el presidente del Cabildo, Mariano H. Zapata.Por su parte, Nieves Hernández, destacó que “Verano sin barreras contiene en su propio nombre toda una filosofía de acción social que desde el Cabildo siempre va a ser prioritaria: no debe haber obstáculos para nadie y todas las personas tienen el mismo derecho al disfrute de nuestros espacios públicos. Colaborar para hacer más fácil que las personas con discapacidad disfruten de los beneficios terapéuticos de esta actividad y aportar a sus familiares un pequeño respiro es fundamental”.



El programa está dirigido a personas con discapacidad mayores de 21 años, que presentan situaciones que exigen una atención de alto requerimiento en el domicilio y la presencia de un familiar cuidador para la realización de las actividades de la vida diaria, y cuyas dificultades de movilidad le limitan el acceso a la playa por sus propios medios.


El ámbito de la actividad es insular, ofertándose un total de 26 plazas cada día, distribuidas entre la Playa de Bajamar, en el municipio de Breña Alta y en la Playa de Puerto Naos, en Los Llanos de Aridane. Para ello se cuenta con la colaboración de ambos Ayuntamientos que permiten la utilización de las instalaciones necesarias a tal fin, así como con los servicios de socorristas de cada playa.El programa se llevará a cabo de lunes a viernes en horario de 9 a 13 horas durante el mes de agosto y este año se han inscrito 53 personas.



Los profesionales con los que se cuenta en cada playa son: 4 monitores de ocio y tiempo libre, 1 fisioterapeuta y 1 D.U.E. (enfermero/a); además de un coordinador que supervisa el desarrollo del programa. Las actividades son básicamente lúdicas, tanto en la zona de arena como en el mar, donde se centran en el acceso al mismo con silla anfibia. Por último, también se oferta transporte adaptado que facilita el acceso de los usuarios desde sus domicilios.


Comentarios