UGT reclama que se garantice el bienestar de las personas mayores también en verano.

El sindicato considera prioritario incrementar los recursos existentes para cuidar a las personas mayores, prevenir la soledad no deseada y apostar por el bienestar emocional.
|

Abuelos


Para las personas mayores en el periodo estival, en muchos casos, se intensifica su sentimiento de soledad y de inestabilidad ya que sus relaciones socioafectivas quedan suspendidas, al irse de vacaciones sus familiares más cercanos, sus vecinos, y sus habituales contactos, lo que les puede hacer aún más vulnerables.



De hecho, durante el verano, algunas personas mayores llegan a tener un sentimiento de abandono más que en otros periodos vacacionales, como la Navidad que suele ser una ocasión de agrupación familiar. Se sienten “aparcadas”, como “una carga familiar”, en lugar de ser momentos para disfrutar con sus familiares; y a otras no se les brinda la oportunidad de pasar sus vacaciones según su voluntad.


Existen mayores que se quedan solos durante todo el día, sin que tengan ninguna relación con otras personas, lo que puede acarrear aislamiento, baja autoestima, problemas de salud agravados por las altas temperaturas, o dificultades para realizar las tareas cotidianas. Estas situaciones se acentúan aún más en el caso de las personas mayores que acuden a centros de atención y que en estos días cuentan con menos recursos, o en el caso que sus cuidadores habituales disfruten sus vacaciones. Muchos de los cuidados que recaen sobre familiares o terceras personas. Estos cambios pueden ocasionar desorientación, incertidumbre y miedo en la persona mayor, ya que sus cuidadores son una referencia en la que depositan su confianza y que les da seguridad.



Cuidados específicos


Además, existen casos de personas en situación de dependencia que requieren cuidados específicos y continuados para cubrir sus necesidades más básicas, una dificultad añadida para muchas familias que en ocasiones no pueden hacerse cargo de sus familiares.En el mejor de los casos, la alternativa que se les ofrece para estos meses en que se suspende la atención, es el servicio de ayuda a domicilio y el servicio de teleasistencia. Pero, en otros muchos, no tienen una alternativa para poder suplir esa falta en el periodo estival.


UGT reivindica que se ofrezcan servicios adecuados para cubrir las necesidades de nuestros mayores también durante el periodo estival que se tenga en cuenta la proximidad del domicilio del mayor, y que en ningún caso puedan suponer un desembolso adicional.Para ello, es prioritario incrementar los recursos existentes para cuidar a las personas mayores, prevenir la soledad no deseada, y apostar por su bienestar emocional, proporcionando recursos de apoyo y atención coherentes con las necesidades de su cuidado.



El sindicato considera que es necesario que se tenga en cuenta las necesidades de las personas mayores a la hora de definir las políticas sociales presentes y futuras. El envejecimiento de la población en España es una realidad que requiere respuestas inmediatas, también durante los meses de verano, cuando las personas mayores se sienten más solas y son aún más vulnerables.


Comentarios