Medio Ambiente advierte sobre las negligencias como origen de los incendios forestales.

Un conato en Puntallana, que podría tener su origen en una quema de basuras, afectó el sábado a 100 metros cuadrados de matorral.
|

BFF26B53 8219 42C8 973A CE3FAF761C3F


La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo Insular de La Palma vuelve a advertir a la ciudadanía sobre la necesidad de extremar las precauciones en el uso del fuego de modo que las negligencias y descuidos no se conviertan en el origen de incendios forestales en nuestra isla.


El pasado 30 de abril, el agente de Medio Ambiente de servicio en la comarca noreste detectó la presencia de una columna de humo en la zona de Las Rehoyas, en el municipio de Puntallana, que resultó ser un conato de incendio que afectó a 100 metros cuadrados de matorral.


La rápida intervención del operativo, compuesto por dos retenes y un vehículo disuasorio, consiguió la extinción del fuego. Si bien la causa del conato aún está en fase de investigación, los primeros datos apuntan a que éste ha tenido su origen en una quema sin autorización para la eliminación de basuras.


Con motivo de este incidente, el consejero insular de Medio Ambiente, Juan Manuel González, insiste en la necesidad de extremar las precauciones en el uso del fuego, respetando las normas de seguridad indicadas por el personal de Medio Ambiente y obteniendo, con la debida antelación, las autorizaciones correspondientes para la realización de las quemas en fincas agrícolas o forestales.


“La eliminación de cualquier tipo de basuras está prohibida. Se deben depositar en los contenedores específicos para cada residuo o en el punto limpio más cercano a nuestro domicilio”, recuerda González.


El consejero apunta a la necesidad de evitar todo tipo de negligencias y accidentes en el uso del fuego o de maquinaria en los entornos agrícolas o forestales adoptando para ello todas las medidas de seguridad posibles. “En materia de incendios forestales, la mejor herramienta con la que contamos es la responsabilidad de la ciudadanía en el uso del fuego. Extremar las precauciones en cualquier época del año es la mejor medida de prevención con la que contamos”, concluye.


Comentarios