​Gobierno de Canarias y sector primario de las Islas reiteran su rechazo unánime a las propuestas de recortes de los fondos agrarios y pesqueros de la UE

|

SP post2020 2018 001


El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha participado hoy, jueves, en una sesión de trabajo con representantes de todo el sector primario de las Islas para consensuar un documento que refleje la preocupación del sector ante los posibles recortes en las políticas agrarias y pesqueras europeas a partir de 2021. El encuentro, que fue coordinado por el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, Narvay Quintero, ha contado con la participación de técnicos de la administración expertos en política europea y representantes de organizaciones del sector primario de Canarias. Producto de esta reunión es un documento que aúna el apoyo de todo el sector primario de las Islas y que mañana Fernando Clavijo entregará al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante la Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas (RUP) que se celebra en Las Palmas de Gran Canaria.


En la declaración conjunta, pescadores, armadores, organizaciones de productores agrícolas, entidades comercializadoras de pesca y empresas de acuicultura solicitan que se evalúe la conveniencia de fijar un POSEI para asuntos pesqueros y marítimos de pesca de las RUP antes de que finalice el año 2023, de forma que un programa específico gestione las compensaciones económicas por costes adicionales que asumen los productores pesqueros y acuícolas de las RUP. También se propone que la UE incluya una financiación estatal adicional por este concepto, mediante el que se financien medidas de apoyo al desarrollo sostenible de la pesca y de la economía azul. El sector primario de Canarias pide también que el nuevo Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) no establezca un límite máximo para compensaciones por costes adicionales, si no que cada Estado miembro pueda determinar dicho tope.


“Manifestamos, todos juntos, nuestra posición contraria ante la propuesta de la Comisión Europea de reducir el programa POSEI”, sintetizó Fernando Clavijo para recordar que en los últimos meses, como presidente de turno de la Conferencia de Presidentes de las RUP, ha impulsado reuniones y acciones de los tres países, junto al presidente francés, Emmanuel Macron, y los primeros ministros de España y Portugal, para mostrar la preocupación de las regiones ultraperiféricas ante los posibles recortes en los fondos europeos. “La posición de todas las RUP, y también de todo el sector agrícola y pesquero de Canarias, es unánime: en el nuevo periodo presupuestario no puede haber ningún tipo de reducción”, enfatizó el presidente de Canarias. “No podemos permitir un recorte en las ayudas”, incidió Fernando Clavijo, “porque es fundamental para seguir potenciando nuestro sector primario, para introducción de nuevas tecnologías, por el relevo generacional y seguir aportando valor añadido, mejorar en soberanía alimentaria y aumentar los recursos necesarios para garantizar el respeto a nuestro medio ambiente”.


En esta línea, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas remarcó estas líneas de trabajo ante el riesgo de que Europa recorte las ayudas al sector primario en las RUP y también en Canarias. “Una vez más hoy ha quedado demostrada la voz unánime de un sector que no sólo aporta economía, sino también paisaje y es garante de sostenibilidad ambiental en nuestras Islas”, indicó Narvay Quintero, “porque estamos en un momento clave, nos jugamos mucho y no podemos permitir que Europa frene el desarrollo de la agricultura, la ganadería y la pesca en unas Islas que ya están aplicando, precisamente, los criterios de innovación, sostenibilidad y calidad que promulga la UE”.


Asimismo, el sector primario isleño requiere que las ayudas de Estado para la construcción y reforma de nuevos buques pesqueros en las RUP sean autorizadas permitiendo una intensidad de ayuda pública suficiente, y que se habilite para ello el empleo de recursos económicos en régimen de gestión compartida del futuro FEMP, también aplicable para el establecimiento y modernización de pequeños astilleros y talleres de construcción y reparación naval. El subsector pesquero isleño ha manifestado la necesidad de que, a través del FEMP, se mantenga el apoyo a las inversiones productivas de acuicultura y las dirigidas a las infraestructuras de los puertos pesqueros y las lonjas, destinadas a incrementar su seguridad, mejorar condiciones de trabajo, aumentar eficiencia energética, mejorar la calidad, el control y la trazabilidad de los productos desembarcados, y contribuir a la protección del medioambiente. También que se incremente el apoyo financiero específico a las operaciones que mejoran la recopilación y tratamiento de datos para la gestión de la pesca y con fines científicos.


Las asociaciones y entidades del sector agrario de Canarias han plasmado en el documento su rechazo a la reducción del 3,9% del presupuesto del programa POSEI porque va en contra del artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la UE y generaría un impacto negativo en el sector agrario de las regiones ultraperiféricas, con la consiguiente degradación de la cohesión territorial y las condiciones económicas y sociales de zonas rurales. Se solicita, además, para mantener el adecuado nivel de apoyo, que el presupuesto 2021-2027 incorpore una cuantía que cubra las necesidades reales de financiación.


Asimismo, piden que se mantenga la contribución máxima del FEADER al 85% en las RUP, en lo que ayuda pública se refiere (pilar 2 de la Política Agraria Común); que no se les aplique a estas regiones la condicionalidad reforzada –es decir, que se flexibilicen los requisitos en materia medioambiental, de bienestar animal y sostenibilidad que se les exige–; también que se diferencie a los agricultores de estas regiones en el nuevo reglamento y que se tengan en especial consideración los efectos del cambio climático en estas regiones por ser territorios más frágiles y sensibles que los continentales. Otra de las demandas del sector primario en Canarias alude a que, en caso de que supere la cuantía de la ayuda que establece Europa en cada campaña, no se penalice con recortes en la campaña siguiente.