Se practicó una entrada y registro en la vivienda de los detenidos

​Detenidos en Reino Unido dos individuos relacionados con un homicidio cometido en Tenerife en el mes de marzo del pasado año.

El cadáver apareció desnudo y en avanzado estado de descomposición en los vestuarios de unas canchas de tenis de la localidad de Tenbel
|

0B7D0490 3D3C 4E44 84B9 5C15140F3A1C


Los hechos tuvieron lugar en el mes de marzo del pasado año 2020, cuando la Guardia Civil de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife encontraba el cuerpo sin vida en avanzado estado de descomposición, con síntomas de violencia, de un hombre de origen francés, en la localidad de Costa del Silencio, en el municipio de Arona, concretamente en una canchas de tenis abandonadas.



La víctima se trataba de un hombre de 61 años de edad de origen francés que residía desde hace unos meses atrás en unas canchas de tenis abandonadas, situadas en la calle Andrómeda de la citada localidad.


Ante las numerosas evidencias de que la muerte se había producido de forma violenta y causada por terceras personas desconocidas en aquel momento, tratándose así de un presunto delito de homicidio, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife práctico numerosas gestiones para tratar de identificar, localizar y detener al autor o autores del suceso, así como esclarecer las circunstancias que había motivado un ataque tan violento y con ese grado de ensañamiento hacia la víctima.


Con motivo de las múltiples pesquisas llevadas a cabo por los investigadores, se tuvo conocimiento que tras la autoría de dicho episodio violento, se encontraban dos individuos de nacionalidad inglesa que habrían abandonado España días después de cometer el grave hecho delictivo, y unas horas antes de que el cadáver hubiese sido localizado.


Conforme a ello, la Guardia Civil inició activas acciones de cooperación policial internacional, a través de las cuales se pudieron relacionar los numerosos vestigios hallados en la inspección ocular practicada por el Laboratorio de Criminalística de Policía Judicial en el lugar de los hechos con los mencionados presuntos autores.


Dicha coordinación se realizó principalmente a través del Agregado de Interior de España en el Reino Unido y República de Irlanda y con el Internacional Coordination Crime Centre (ICCC) de la National Police Chiefs Council (NPCC), centro encargado de coordinar toda la cooperación policial internacional entre los diferentes cuerpos policiales y agencias británicas, y el resto de países acreditados en el Reino Unido a través de sus oficiales de enlace, consiguiendo así la Guardia Civil obtener toda la información necesaria para incriminar a los sospechosos, así como tener conocimiento de su paradero actual.


Una vez aglutinados indicios suficientes, la autoridad judicial que seguía la causa, emitió dos Ordenes Europeas de Detención y Entrega, para la detención de ambos individuos, así como para el registro del lugar donde fueran localizados. Las órdenes de detención fueron coordinadas y validadas por la National Crime Agency (NCA), siendo ejecutadas el pasado día 28 de diciembre por la Bedfordshire Police, quien también realizó los registros del domicilio. 


Los autores de los hechos se tratan de dos hombres de nacionalidad británica de 37 y 27 años de edad respectivamente, que llevaban a penas 2 meses en Tenerife cuando cometieron los hechos delictivos.  

Actualmente, ambos se encuentran bajo la custodia de las autoridades de Reino Unido, por tener medidas cautelares por causas pendientes con la justicia del mentado país. Una vez se resuelvan los asuntos mencionados, las autoridades de Reino Unido decidirán sobre la extradición.



Esta investigación, enmarcada en la denominada Operación Policial TenBel, desarrollada por el Equipo de Delitos contra las Personas, el Laboratorio de Criminalística y el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas -pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, y dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Arona y por la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife.


Comentarios