La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda y el Cabildo de Tenerife suscriben un convenio para ejecutar el corredor hidráulico de Las Chafiras-Oroteanda.

​El Gobierno canario se compromete a ejecutar las obras, con una aportación de 4,6 millones de euros del Consejo Insular de Aguas, para hacerlas coincidir con los trabajos que ya se están realizando en la vía entre ambos enlaces.
|

9BFD34E8 495B 4EB3 9EC2 3FC2398FC4CE


La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, que dirige Sebastián Franquis, y el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF), dependiente del Cabildo Insular de Tenerife, han suscrito un convenio para realizar las obras del denominado corredor hidráulico que atraviesa la zona en la que actualmente el Gobierno regional ejecuta las obras de los enlaces de Las Chafiras y Oroteanda. 


El convenio, que se publica hoy en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), recoge que el CIATF pone a disposición de la Consejería una aportación económica de 4.600.000 euros para la ejecución de las obras. Por su parte, la Consejería adquiere una serie de compromisos, como el de ejecutar la obra en un plazo aproximado de nueve meses, a designar a un técnico de la Consejería como responsable de la dirección de las obras, a consultar con los técnicos del CIATF cualquier modificación o imprevisto, y a señalizar e informar mediante cartelería el tipo de obra que se va a ejecutar.


La firma de este convenio es fruto de la mesa de trabajo conjunta que establecieron el consejero Franquis y el presidente del Cabildo, Pedro Martín, tras la primera reunión de coordinación entre ambas instituciones celebrada el pasado mes de agosto en Tenerife. Esa mesa de trabajo tiene como objetivo coordinar a los técnicos del Gobierno y del Cabildo para impulsar actuaciones relacionadas con las obras públicas en la isla y uno de sus primeros objetivos fue impulsar el convenio con el CIATF para agilizar las obras que ya se habían comenzado en la autopista del Sur.


En esa primera reunión Franquis y Martín se comprometieron a buscar una solución técnica que permitiera hacer coincidir la obra viaria con la hidráulica para crear un gran corredor de infraestructuras que evite solapamientos entre instituciones. Ese corredor de infraestructuras que ahora se va a crear en paralelo a la TF-1, podrá albergar conducciones hidráulicas pero también se adaptará por si en un futuro fuera necesario conducir redes eléctricas o fibra óptica entre otros servicios. Con esos corredores se evita que instituciones o empresas implicadas rompan las obras ya ejecutadas por la Consejería en la calzada de la autopista. 


Las obras que ejecutará a raíz de este convenio la Consejería se centrarán en sustituir las actuales conducciones de agua regenerada y agua desalada que discurren junto a la TF-1 en el tramo comprendido entre los enlaces de Las Chafiras y Oroteanda aprovechando que se va a ampliar la vía con un tercer carril. Las nuevas canalizaciones discurrirán junto a la calzada de la autopista que conduce hasta el sur de la isla, cerca de las torres de alta tensión.



También se construirá una nueva galería de servicios subterránea y transitable a pie que permita la instalación de nuevas conducciones en el futuro, o la reparación de las ya instaladas. Esta galería, de hormigón armado, tendrá una longitud de 287 metros, un ancho de tres metros y una altura de 2,50 metros, y contará con tres pozos de registro.


Comentarios