Un mural de la artista polaca Magda Ćwik en la calle Galguén, nueva obra del proyecto Capital del Color.

Juan José Neris considera “todo un lujo” la participación altruista de esta artista multidisciplinar.
|

7F781A8B 04DE 4E01 8065 45E149653BF3



El proyecto de embellecimiento urbano Santa Cruz, Capital del Color continúa sumando obras a su ya amplio catálogo. El trabajo más reciente en incorporarse a este proyecto impulsado por la concejalía de Movimiento Vecinal de Santa Cruz de La Palma es un mural realizado en la calle Galguén por la artista polaca Magda Ćwik (Rzeszów, 1981), presente durante unos días en la isla con motivo de las cuartas Jornadas La Voz de La Mujer.



El concejal de Movimiento Vecinal, Juan José Neris,explica que “La Voz de La Mujer nos ha dado la oportunidad de disfrutar de talentos venidos de muchos lugares del mundo y el hecho de que MagdaĆwik quisiera regalar una obra de arte a nuestro municipio es todo un lujo, algo que le queremos agradecer especialmente ya que además aporta un estilo muy personal y diferente al de otras obras deCapital del Color”. El concejal expresa asimismo su agradecimiento a la asociación Karmala Cultura, promotora de las Jornadas.



Magda Ćwik es una artista multidisciplinar, directora de arte y jefa de diseño del Pygmalion Club de Dublín. Su trabajo es una mezcla de formas y elementos abstractos fluidos mezclados con rasgos humanos y distintos colores llamativos que dan vida a su obra y le dan un toque característico. Su pasión por el uso de otros medios le ha llevado a involucrarse en muchos proyectos en otras disciplinas, como el arte callejero y la pintura, tratando siempre de encontrar formas de ampliar los límites creativos.



El proyecto llevado a cabo en Santa Cruz de La Palma, realizado con aerosoles, lleva por nombre ‘Us’ (Universal Sapiens). Según su creadora, la obra “se enfoca en la necesidad de transformación donde los elementos femeninos y masculinos de la civilización pueden ser más equilibrados. Para lograr este equilibrio, la mujer está saliendo de la sombra y pasando por el marco de los viejos estándares. Ambos miran en la misma dirección: futuro brillante, donde los derechos de mujeres y hombres son iguales. La pequeña persona que se encuentra en el centro de la escala verde en forma abstracta, nos recuerda que, al final del día, todos somos seres humanos llenos de buena energía y posibilidades”.


Comentarios